Dermatitis por contacto

La Dermatitis por Contacto es una dermatosis reaccional causada por el contacto o la aplicación de una sustancia que irrita la piel; puede presentarse tanto al primer contacto como por contacto repetido de la sustancia, la que sensibiliza a la piel.

Es muy frecuente y se caracteriza por piel “llorosa”, enrojecimiento, comezón, o piel engrosada con costras.

Su diagnóstico se realiza mediante un interrogatorio y exámen físico completos; en algunos casos se realizan exámenes especiales (pruebas del parche) para determinar las sustancias a las que el paciente es alérgico.