Cáncer de piel no melanoma

El Cáncer de Piel No Melanoma es el más frecuente. Existen varios tipos, los dos principales son:

Carcinoma Basocelular

Carcinoma Epidermoide

Resultan como consecuencia de exposición a la radiación solar (en la mayoría de casos) y de otros factores: ambientales, hereditarios, exposición a sustancias, traumatismos, infecciones, y otros.

Es importante consultar a su dermatólogo si nota lesiones que no cicatrizan, que cambian de color. Estas generalmente crecen muy lentamente, pero tienen potencial de destruir tejidos y estructuras.

Afortunadamente en la actualidad se cuentan con diversos tratamientos disponibles, desde la cirugía hasta la aplicación de nitrógeno líquido, o medicamentos tópicos. Pero siempre deberá haber un diagnóstico individualizado.