El comité de evaluación de la American International School of Law de la Universidad de California, decidió otorgar el Doctor Honoris Causa, como testimonio de honor, reconociendo el mérito y la valía del Dr. Eduardo David Poletti, por su gran labor, buena reputación, virtud y, muy en particular, por acciones de servicio a la comunidad.

En efecto, su historial de 34 años al servicio de la comunidad. Inició prestando sus servicios filantrópicos al Hospital de Especialidades “Miguel Hidalgo” y dirigiendo el Banco de Sangre universitario “Dr. Rafael Macías Peña” de la ciudad de Aguascalientes. Ha mantenido apoyo académico a la comunidad universitaria desde su arribo en 1986 a Aguascalientes, a través de su incorporación a la Universidad Autónoma de Aguascalientes, en las Escuelas de Optometría y Medicina.
Ha tenido acciones de gratuidad de servicios clínicos a favor del Club Rotario Campestre de Aguascalientes, en programas de atención clínica “ El sol como enemigo” durante más de 12 años. Consulta altruista por 15 años en la comunidad de Villa Hidalgo, Jalisco, en el Centro de salud “La posada del Nacimiento”.
Ha colaborado como promotor de agrupaciones médicas diversas, incentivando el impulso académico y la convivencia contínua, como organizador y disertante, a favor de la educación médica continua de los colegas médicos, nacionales e internacionales. En efecto, fue fundador de la primera sociedad de dermatólogos del estado (Asociación Dermatológica Aguascalentense) así como del que ahora es el Colegio de Medicina Interna de Aguascalientes. Fue presidente del Colegio de Médicos Cirujanos del estado y presidente de la Sociedad Mexicana de Cirugía Dermatológica y Oncológica.
En su trayectoria de ayuda comunitaria y humanística, destaca de forma importante su nombramiento en 2009, como Consultante Honorífico por la Academia Nacional de Medicina para la Comisión Estatal de Arbitraje Médico (COESAMED), y que cumple hasta la actualidad.

La investidura fue otorgada en ceremonia oficial en el Teatro Morelos de Aguascalientes, el 14 de febrero de 2019, en compañía de sus familiares y amigos cercanos, durante la ceremonia protocolar, juramentó llevando en sus manos el diploma de acreditación y recibir distintos objetos simbólicos que encierran una profunda exaltación a la docencia y la sabiduría: birrete, toga, guantes y libro. “Honoris Causa”, cuya locución latina, tiene como significado «por causa de honor».

Luego de 40 años de ejercicio clínico y académico, es un enorme estímulo para continuar participando a favor de miles de mexicanos, pacientes y alumnos de la carrera de medicina de las Universidades Autónoma de Aguascalientes y Cuauhtémoc, plantel aguascalentense, en las que viene participando de manera ininterrumpida.
Su biografía aparece a detalle, en la 6ª. edición 2019 de la Historia Gráfica de la Medicina Mexicana del Siglo XX (Méndez Editores).